domingo, 31 de enero de 2010

"Blaze of Glory", de Jon Bon Jovi.

"Blaze of Glory" fue el segundo álbum que lanzó en solitario Jon Bon Jovi, el líder de la famosa banda de rock Bon Jovi, en 1990. Lo compré en vinilo en su momento y lo guardo celosamente entre otros de mis discos favoritos. El álbum se pasea de manera eficiente entre el country y el rock, y podemos decir que es como una especie de continuación del célebre tema que Bon Jovi incluyó en su disco "Slippery when wet" con el título "Wanted dead or Alive", de clara reminiscencia "westerniana". Precisamente por esto, Geoff Murphy, director de la película "Intrépidos forajidos" ("Young Guns II") pensó incluir dicha canción en la misma, pero Jon Bon Jovi decidió realizar todo un álbum dedicado al film. De ese modo, "Blaze of Glory", podemos decir, pertenece a su banda sonora, aunque en realidad, salvo la tercera pista del disco, llamada igualmente "Blaze of Glory", que sí forma parte del film, el resto de canciones tan sólo se inspiran en la historia que narra la misma: la continuación, mitificada claro, de la vida y actos de Billy el Niño, interpretado por Emilio Estévez (por cierto, ¿qué habrá sido de este hombre?) y que quedó iniciada en la película "Arma Joven".
"Blaze of Glory", el single, fue nominado a los Oscar como mejor canción de película, ganó el Globo de Oro como mejor canción original, y el American Music Award como mejor single del año.
Y por supuesto, como no podía ser de otro modo, aquí tenéis el vídeo oficial, que no se diga, de una de las mejores canciones de "western" de todos los tiempos.


sábado, 30 de enero de 2010

Divas del country: Shania Twain

Shania Twain aúna a partes iguales auténtico talento e indudable belleza; es un verdadero espíritu luchador que, como ha ocurrido con tantas otras celebridades, a pesar de sus difíciles y humildes orígenes, ha conseguido una exitosa carrera en el mundo de la música gracias a su constancia y a su, evidentemente, innata capacidad para cantar.
Al contrario de lo que pueda pensar mucha gente, Shania Twain no es norteamericana, sino canadiense. Tras una infancia muy complicada, en la que tuvo que trabajar desde muy joven en empleos muy duros y mal retribuidos, incluyendo el cantar en un bar de madrugada con tan sólo ocho años, gozó de su primera oportunidad a los trece años. Shania ya despuntaba y era un diamante en bruto en el panorama musical, pero un desgraciado accidente automovilístico en el que fallecieron sus padres la obligó a posponer su carrera para hacerse cargo de sus hermanos menores. Fue precisamente en honor de su padre adoptivo, que la reconoció legalmente como su hija cuando su madre se casó con él, por el que lleva el nombre de Shania, una palabra ojibwa, la raza americana nativa a la que pertenecía su padre, que significa "en mi camino".
La carrera musical oficial de Shania se inició en 1993, con un discreto álbum que, gracias al éxito de los posteriores, alcanzó cifras superiores a las que vendió en sus inicios. Con "The woman in me", su segundo disco, alcanzó un notable éxito en Estados Unidos. En él ya comenzó a destacar en el género que la haría, tan sólo un año después, mundialmente famosa: el country. Y éste fue "Come on over". Con la difusión del sencillo "You're still the one", las ventas del álbum se dispararon y convirtieron a Shania en todo un referente femenino a tener en cuenta en el género americano musical por excelencia, hasta el punto de conseguir varios premios Grammy. El hecho añadido de lanzar una nueva versión de "Come on over", confiriendo a sus temas un sonido más pop, convirtieron al disco en un éxito sin precedentes en todo el mundo a finales de los noventa.
Es en el 2002 cuando Shania Twain lanza el que es hasta el momento su último disco de estudio: "Up!", de un estilo más próximo al pop que al propio country, y que gozó de unas ventas igualmente muy aceptables. Tras el mismo, se publicó el inevitable disco de grandes éxitos, amén de interpretar la artista algún esporádico sencillo en estos años para una serie de tantísimo éxito como "Mujeres desesperadas". Para este año 2010 se espera con impaciencia su quinto álbum, del que se espera será lanzado a lo largo del mismo.
Para que tengáis una idea de la repercusión que Shania Twain ha alcanzado en el mundo musical, especialmente el country, decir que ha ganado cinco premios Grammy, 27 premios BMI Songwriter y ha vendido más de 75 millones de discos en todo el mundo, de los cuales la mareante cifra de 48 corresponden a Estados Unidos.
Y por supuesto, no puedo terminar este post sin mostraros, para quienes no la conozcáis, a esta gran belleza y excelente cantante por medio de uno de sus vídeos, perteneciente al tema estrella del álbum "Up!"... Un vídeo fantástico y espectacular, por su estilo high-tech. Sin embargo, cada vez que lo veo, más que con los efectos especiales, yo siempre me quedo con Shania.


martes, 26 de enero de 2010

"Los Protegidos"... ¿"Héroes" a la española?

No... ¡Son los "Spanish X-Men"! :DD. Bueno, bromas aparte, es indudable que este nuevo producto de ficción de Antena 3 para la noche de los martes guarda notorias influencias con los dos ejemplos mencionados, de donde bebe fundamentalmente, e incluso se ve influida por otra serie norteamericana de similar corte, "Los 4400". No en vano, una de las niñas protagonistas de la serie española, Lucía, cuyo poder consiste en oír los pensamientos de los demás, guarda características comunes con otra niña de aquella serie, Maia. Ambas son huérfanas y han pasado por diversas familias que las han rechazado por ser algo... especiales.

Sí, "Los protegidos" recuerda mucho a "Héroes" y en cierta manera a "Los 4400", pero su base argumental básica recoge los fundamentos de los "X-men", y esto es, sencillamente, la aparición del gen mutante durante la infancia y pubertad en ciertos seres humanos, y esto es lo que les ocurre a los jóvenes protagonistas de "Los protegidos", dos niños y dos adolescentes que descubren que poseen habilidades que les diferencian del resto.


Sin embargo, todo comienza con un quinto infante: una niña, Blanca, que es capaz de ver el futuro, y que avisa a su madre, Jimena, que unos hombres se la llevarán. Efectivamente, esto sucede en mitad de la noche; Jimena ve impotente cómo una furgoneta negra escapa a todo gas con su hija en el interior de la misma, y a partir de entonces pondrá todos sus esfuerzos y voluntad en recuperarla.

Con el paso de los meses, nuevos casos se suceden al de Blanca; Mario, un trabajador temporal en una comisaria de Madrid, descubre que su hijo Carlos es capaz de mover objetos con la mente; "Culebra", un joven inadaptado y un pelín delincuente, puede hacerse invisible y por tanto campar a sus anchas por donde desee; Sandra, una muchacha aparentemente normal, experimenta con horror cómo sus manos se convierten en letales conductores eléctricos con los que casi mata a su hermana, a la que somete involuntariamente a una tremenda descarga. Con el fin de no causar más daño, escapa de su casa... Todos en suma, se hallan aislados, solos, asustados y con multitud de preguntas que nadie parece capaz de responder, ¿o sí?

Jimena entra en contacto con un misterioso personaje, padre adoptivo de Lucía, y le afirma que es capaz de ayudarla porque sabe quién se llevó a su hija... Sin embargo, estas incógnitas no terminan de esclarecerse, porque esos mismos hombres se adelantan con el fin de apoderarse de la niña y, de paso, del resto de estos parias, que, de una forma u otra, han entrado en contacto unos con los otros. De este modo, con el fin de buscar solución a esta montaña de misterios, y de paso huir del peligro que cierne sobre ellos, escapan juntos a una casa de las afueras, formando una falsa familia de seis miembros: Mario y Jimena serán los padres, y Lucía, Carlos, Sandra y "Culebra" los hermanos. A partir de este momento, con el fin de aparentar una normalidad del todo inexistente, habrán de mantener las apariencias para no despertar sospechas entre los vecinos y alrededores. Lo que no imaginan es que hay más como ellos, y saben dónde encontrarlos...


"Los protegidos" sabe jugar eficientemente con dos elementos primordiales para que una serie hoy día tenga éxito: humor e intriga a partes iguales. Y a esto le podemos añadir quizás la inevitable relación amor-odio entre los protagonistas adolescentes, pieza clave para atraer al público de dicha condición... Pero a una serie con semejante temática, le falta algo fundamental si desea funcionar del todo, y es unos convincentes efectos especiales. En ese punto "Los protegidos" adolece bastante de ello, y sólo tiene un pase el efecto de invisibilidad del "Culebra", porque los "efectos eléctricos" de Sandra dan bastante lástima, por no decir risa. Ya sé, por otra parte, que la intención de la serie no es la de mostrarnos un espectáculo visual y sus propósitos son, como todas las series españolas de ahora, profundizar en la relación entre los personajes, pero no estaría de más que cuidaran este aspecto un poquito más, si quieren que el producto que ofrecen goce de la máxima calidad para que tenga el éxito que ellos esperan del mismo.
No obstante, "Los protegidos" me ha parecido a priori una serie muy recomendable, apta para todos y sumamente entretenida. Merece sin duda una oportunidad y yo se la voy a dar.

domingo, 24 de enero de 2010

Europe en concierto: Last look at Eden Tour


Europe supone para mí un grupo muy especial. Desde que, a la edad de catorce años, me impactaron (bueno, a mí y a otros tantos millones de personas) con aquellos temas inolvidables como "The Final Countdown", "Rock the night" o "Carrie", han estado presente en mis preferencias musicales de una forma u otra; no en vano he de decir que es el único grupo de hard-rock que sigo, a pesar de que hace años (demasiados ya :D) tuteé el género con la compra de discos de vinilo de ciertas bandas o solistas, además de la adquisición de revistas aún vigentes en los quioscos. Sin embargo, esa fiebre por el heavy o hard-rock, como prefiráis, no pasó de ser una corriente de rebeldía juvenil, y se desvaneció del mismo modo fugaz en que llegó. Quizás las únicas excepciones que han permanecido hasta ahora de aquella efímera afición por el rock más duro sean Bon Jovi y, por supuesto, Europe, con un abrumadoramente superior seguimiento a éstos segundos.


Europe, como tal, inició su andadura en el mundo de la música en 1983 con un álbum de mismo nombre, aunque los verdaderos orígenes del grupo se remontan a finales de los setenta y bajo el contundente título de "Force", y en el figuraban ya como fundadores Joey Tempest como vocalista y John Norum a la guitarra. Tras "Wings of Tomorrow", su segundo álbum, el éxito en sus mayores dimensiones les llegó con "The Final Countdown", vinilo enmarcado en un estilo de hard rock melódico de corte más comercial que los dos discos anteriores. Tras éste encauzaron el trabajo de "Out of this world" (LP de gran significado emocional para mí y mi favorito, pues el escucharlo incontables veces me concedió, entre otras cosas, una tremenda fuerza para superar una enfermedad terrible que padecí a principios de los noventa) y "Prisoners of Paradise", un disco que seguía la estela que inició en su momento grupos tan populares como "Guns'n Roses".
A pesar de su notable calidad, el disco pasó casi por completo desapercibido. El hard rock no vivía a inicios de los noventa sus mejores momentos y Europe optó por separarse. Una separación harto prolongada, que concluyó de modo oficial (aunque no oficioso, puesto que sus componentes, que han experimentado algunos cambios a lo largo de sus años, se reunieron en varias ocasiones) en el 2004, cuando Europe regresó al panorama musical con "Start from the dark", disco con un título bastante significativo, como se puede apreciar. Desde entonces han lanzado dos nuevos álbumes más: "Secret Society" y "Last look at Eden".


Con "Start from the dark" se inició de igual manera una serie de giras por Europa y el resto del mundo que han coincidido con el lanzamiento de cada nuevo álbum. De esta forma, desde el 2004 Europe han pasado, entre otras muchas capitales del continente, por varias ciudades de España, como Madrid y Barcelona. En la Ciudad Condal han tocado siempre en el mismo lugar: la sala Razzmatazz, un local de eventos y fiestas de notables dimensiones (aunque no tan grande como un estadio o un palacio de deportes) que, con cada venida del carismático grupo sueco, se ha llenado hasta la bandera... Y anoche fue la tercera vez que la visitaban, como asímismo fue la tercera ocasión que yo los presenciaba en directo.
Decir que disfruté como un enano con el concierto con que Europe nos deleitaron anoche, y del cual os dejo algunas instantáneas de las muchas que tomé, creo que es decir poco; me lo pasé realmente en grande, aunque, como ya he dicho, es la tercera vez que los veo. Sin embargo, la puesta en escena, el track-list (conjunto de canciones), la complicidad de los Europe con el público, personificada principalmente en la figura de Joey Tempest, todo un frontman de excelente profesionalidad, simpatía nata e indudable carisma, aunque reúnen cada vez características comunes, siempre gozan de un algo diferente y especial, que permite que disfrutes con ellos en directo como si fuera la primera vez que los ves. Los Europe saben dotar al show de cierto halo de magia y espectacularidad. limitada pero efectiva, y conseguir esto en un espacio tan reducido como permite la sala 1 de Razzmatazz, es todo un logro, os lo aseguro.


Además de interpretar temas de su nuevo álbum, el público enloqueció al son de conocídisimas canciones como "In the future to come" (del primer álbum), "Superstitious", "Open your heart", "Stormwind", "Love is not the enemy" (del "Secret Society"), "Start from the dark", "Rock the night", "Cherokee" y, cómo no, "The Final Countdown", que, como sucedió en los dos conciertos anteriores, sirvió como colofón final a una notabilísima actuación de los Europe, de la que Joey Tempest se despidió con un esperanzandor "fins aviat" ("hasta pronto", en catalán), para repetir acto seguido en castellano "nos vemos pronto".
Desde "Start from the dark", Europe ha sido casi escrupulosamente puntual en su cita con los barceloneses: cada dos años, mes arriba, mes abajo, de modo que confiemos en que, de aquí a dos años, nos volvamos a encontrar con ellos y así disfrutar de nuevo con uno de los mejores grupos de metal melódico que existen.


Y para quien pensara, de manera errónea, claro, que Europe se acabó con "The Final Countdown", aquí tenéis el vídeo del tema que da nombre a su último álbum. Sencillamente espectacular. Que lo disfrutéis.

Europe - Last Look At Eden


// EUROPE // Vídeos musicales MySpace

viernes, 22 de enero de 2010

Las mejores películas del Oeste

Fantástico compendio éste que aquí indicamos donde se exponen las películas más representativas del género americano por excelencia. Por supuesto, puede parecer una selección subjetiva por parte del autor, pero tampoco puede decirse que se diferencie en demasía con el, pienso, parecer de cualquier buen aficionado al western. Así, se muestran notables comentarios sobre películas para nosotros emblemáticas por motivos diversos –¡esos “clicks” y sus interminables batallas!- como “Murieron con las botas puestas” o “El Dorado”, y otras que nos marcaron por uno u otro motivo como “Silverado” “Fort Apache” o “Bailando con lobos”, entre otras muchas. El volumen culmina con un glosario de fichas dedicadas a los actores y directores más conocidos del género, francamente interesantes y que con cuyos detalles y anécdotas hará las delicias de los que amamos tanto las películas de “combois”.

El artífice de esta magna obra es Quim Casas y lo publica la editorial ROBINBOOK, dentro del sello MA NON TROPPO. 272 pgs. llenas de historia cinematográfica, analizada en todas sus vertientes, y dedicadas a uno de los géneros clave para entender y disfrutar del buen cine con mayúsculas.

Además, os dejo un vídeo que promociona precisamente este libro, con fragmentos de algunos de los más famosos títulos que de manera tan profusa se explican a lo largo del mismo.

video

jueves, 21 de enero de 2010

“The Lone Ranger” de Dynamite (y II)

Tal como os prometí, aquí os dejo un segundo artículo que dediqué en septiembre del año pasado y de modo íntimo a la lectura de los seis primeros números de "The Lone Ranger", de Dynamite, afortunadamente publicados en nuestro país por Planeta DeAgostini.

Como comprobaréis, aunque de modo más escueto respecto a la entrada anterior, mi percepción de la obra cambia bastante cuando ya se trata de analizarla de un modo más global.


** En el post anterior comentaba que los tres primeros números leídos en español de esta versión actualizada del mejor héroe del western bajo la batuta de Dynamite no me habían entusiasmado, sobre todo por mis conocidas preferencias hacia una imagen más clásica del personaje, inevitablemente forjada a fuego –y por tanto, difícil de sustituir- por el gran Clayton Moore en la serie clásica de TV… No obstante, analizados dichos cómics desde una perspectiva algo más objetiva, tampoco podríamos afirmar que esta revitalización del Llanero fuera mediocre o decepcionante.
** De modo que, si quería conocer la continuación de la historia que formaban esos tres primeros números, no me quedaba más remedio que leer los siguientes en inglés. Y eso es lo que he hecho… Bueno, lo he intentado, al menos.
** Como es natural, hay diversos pasajes que no entiendo, pero, a diferencia de las novelas, el cómic supone la ventaja adicional de la imagen, que ayuda sobremanera a la comprensión global de una historia que te cuentan en un idioma que conoces pero que no dominas, así que con cierto esfuerzo y mucha voluntad, he completado la lectura de los números 4 y 5 de “The Lone Ranger”, amén del número 0, que se distribuyó en lo que se conoció en USA como el “Free Comic Day”, o sea, “El día del cómic gratis”, algo que ya podían hacer en alguna ocasión por estos lares, aunque ya sé que eso es desear demasiado.
** Bueno, pues debo reconocer que, a pesar del hándicap del idioma, la historia me está convenciendo y pretendo seguir sabiendo más de la misma gracias a la buena labor que está realizando esta pequeña pero competente editorial.
** Gracias a esta serie, tan actual, pero dedicada a unos de los personajes más clásicos del imaginario americano, nos volvemos a reencontrar de primera mano con, quizás, uno de nuestros personajes favoritos de todos los tiempos, aunque también he de reconocer que la serie de Dynamite no ha posibilitado en exclusiva la consecución de este enésimo reencuentro con el Llanero Solitario… Los episodios de la segunda temporada de la serie de televisión, visionados en los últimos días, también han aportado su granito de arena. En este caso, empero, la comprensión se hace más dificultosa, y es que, claro, no es lo mismo leer inglés que oír inglés :D.

miércoles, 20 de enero de 2010

“The Lone Ranger” de Dynamite (I)

Aprovechando la reciente publicación por parte de Planeta DeAgostini de los seis primeros números en tomo de la serie más moderna del Llanero Solitario, hoy os traslado un pequeño artículo que escribí para mí mismo en septiembre de 2009 y en donde expongo la primera impresión que me causó la lectura de los tres primeros ejemplares de la serie que Dynamite Entertaiment dedica actualmente al más famoso enmascarado del Oeste. Dicha lectura se continuó en inglés, y la sensación final que nos dejó dicha continuación la expuse en un segundo "post" que incluiré mañana en éste vuestro blog. Dada la intemporalidad del artículo, añadiré notas aclaratorias con el fin de evitar confusiones.

Por otra parte, ya que fue un comentario que escribí originalmente de modo privado, indico hechos y circunstancias fundamentales de la historia. Por eso os indico dónde están los SPOILERS más relevantes por si queréis saltároslos.

Espero que os guste.

** Ya tenemos en nuestro poder la versión más moderna trasladada al cómic, por cortesía de Dynamite Entertainment, y en español, de El Llanero Solitario, The Lone Ranger. Esta ultimísima revisión del más famoso héroe del Oeste viene precedida por la concesión de alguno de los premios más prestigiosos del cómic americano, y sería de desear que Panini Comics (al final en España ha sido publicado por Planeta, como ya sabéis), tal como ha hecho con Red Sonja, (cuya colección edita en USA también Dynamite), se planteara la posibilidad de lanzar una edición digna en castellano.
** Pero hasta ese momento, hemos de contar con las ediciones originales "u otros medios". Por desgracia, hasta ahora sólo están traducidos a nuestra lengua por parte de aficionados los tres primeros números, que hoy hemos finalizado de leer. Si se desea saber cómo continua la historia, es necesario conseguir los sucesivos ejemplares en la lengua original, con el consiguiente hándicap de comprensión… Aunque, si he de ser sincero, en ciertos pasajes me ha costado incluso entender en español lo narrado en los primeros números; ignoro si será cuestión de traducción o es que Brett Mathews, su guionista, ha pretendido ser intencionadamente ambiguo en según qué momentos de los cómics.
** “The Lone Ranger” de Dynamite recoge, como no podía ser de otro modo, elementos clásicos del personaje y su leyenda y los reinventa con el fin de agradar a un público actual. Ello implica, claro, que se nos muestre un “western” más oscuro, tenebroso y macabro que el que nos tenía acostumbrados la serie de televisión. Este estilo más “duro”, o más “real”, que se le pretende dotar al personaje en esta serie, queda fielmente reflejado, por ejemplo, en su “partenaire”, Toro, que aquí se nos aparece como un indio aguerrido, adusto y parco en palabras, que, a pesar de poseer un contenido sentimiento de nobleza, no duda en actuar del modo más drástico si la situación lo requiere, lo que lo aleja ostensiblemente del Toro que nos legó el gran Jay Silverheels, todo hay que decir… Esta nueva versión del famoso personaje, curiosamente, me ha recordado indefectiblemente en cada ocasión que aparecía al Conan clásico de John Buscema; es posible que Sergio Cariello, el dibujante de la colección, se haya inspirado en el mismo para darnos su propia versión del famoso indio Pottawatomie.
** La historia de estos primeros números recoge básicamente el origen del Llanero tal como lo conocemos con ciertas variantes; en esta ocasión tenemos la oportunidad de conocer al padre del protagonista, ranger como él, -SPOILER- que caerá junto a su hermano Dan y el resto de Rangers en la barranca de Bryant persiguiendo a un grupo de malhechores encabezados por ¿Cavendish? Dicho dato no se revela -FIN DEL SPOILER-. En esta nueva versión, además, ToRo y el último ranger no se conocen tampoco de antaño, de modo que su verdadera relación de compañerismo comienza en el momento en que el indio salva la vida de John Reid (dato curioso: respetan el nombre que apareció por primera vez concedido al personaje en “The Legend of the Lone Ranger”). El Llanero, tal como lo exigen los nuevos tiempos, es un ser atormentado y deseoso de venganza, obsesionado -SPOILER- por matar al responsable de la matanza de sus compañeros, y será Toro el que procure imbuir de sensatez la angustiada alma del antiguo “hombre de ley” -FIN DEL SPOILER-. Llegados a este punto, no me ha gustado nada el que el vengativo Reid forje una bala de plata con su antigua estrella de ranger con el fin de acabar con la vida de Collins. Sí, el detalle es muy bonito y trágicamente poético, pero destroza por completo el verdadero simbolismo de las balas de plata del Llanero.
** Quizás aferrado (no sé si en demasía) a la versión clásica del Llanero Solitario –sobre todo la de Clayton Moore-, he de decir que esta nueva versión del enmascarado personaje me convence bastante poco. Es innegable la calidad de la historia, pero opino que no respeta el legado del héroe y sacrifica demasiado del mismo para agradar a un público actual. Es cierto que se dice eso de “renovarse o morir”, pero en el caso del Llanero, si la renovación implica lo mostrado por Dynamite, prefiero recordarlo bajo un prisma más positivo, clásico, ingenuo (¿por qué no?) y puro; justo todo aquello que nos mostró Clayton Moore.


Mañana, la segunda parte.

martes, 19 de enero de 2010

Grandes joyas del cine: "La tentación vive arriba" (1955)

El ejemplar de enero de la revista "Fotogramas" aportaba un regalo muy especial: un gran calendario para el 2010 cada uno de cuyos meses está dedicado, precisamente a través de un fotograma, a algunos de los más grandes o más carismáticos actores y actrices que nos ha dado Hollywood en sus noventa y nueve años de existencia como industria cinematográfica estadounidense.
El mes de enero nos presenta a una maravillosa Marilyn Monroe dentro de una bañera cubierta de espuma en una escena de "La tentación vive arriba", de Billy Wilder. Dicha circunstancia me ha dado la idea de recuperar el deleite de revisionar dicho clásico de la comedia norteamericana, y sobre la cual voy a exponer mi particular visión de la misma.

"La tentación vive arriba" creo que supone el anhelo de cualquier hombre de la calle que, entrado en la madurez, es consciente de que su vida es gris, anodida, vulgar y simétrica y por tanto, con el fin de hacerla especial, ha de valerse de ingenuas fantasías que le permitan "vivir" una existencia más emocionante, aderezada de momentos especiales nunca experimentados... ¿Y qué fantasías más recurrentes tiene un hombre casado con una mujer mandona y puntillosa y que padece a un hijo inquieto y desordenado? Pues las de tener aventuras extramatrimoniales con mujeres hermosas, en el trabajo, con amistades conocidas, o simplemente ficticias, algo que, al fin y al cabo, no ha cambiado en absoluto en los hombres en 55 años, y que me imagino nunca cambiará. Y esto es precisamente lo que le ocurre a Richard Sherman, un editor ¡de revistas pulp! que se queda "de rodríguez" durante un verano en el populoso Nueva York mientras su mujer y su hijo pasan las vacaciones en Maine. Las curiosas paranoias que manifestará Sherman en su solitaria estancia, salpicadas con notables notas de humor, alcanzarán el clímax cuando al piso superior se mude una impresionante vecina (Marilyn Monroe), tremendamente sexy pero proporcionalmente ingenua, que le hará vivir un sinfín de peripecias a cada cual más excéntrica. Asistiremos así a las divertidas escenificaciones de la ilimitada imaginación del pobre casado y gris Sheman con su vecina, mucho más joven que él y excepcionalmente hermosa, cuya libertina actitud le conducirá a sostener consigo mismo una implacable lucha de voluntad para no caer en una infidelidad que ella, por contra, jamás invita, al menos abiertamente. Sin embargo, a veces las más mínima insinuación por parte de una mujer, y más si ésta es increíblemente bella, puede enloquecer a cualquier hombre, dotando a momentos y situaciones creadas por su mente de una temerosa realidad, bajo la forma de una esposa vengativa que, al mismo tiempo, siempre según la enfermiza deformación de la cotidianeidad que sufre Sherman, vive un curioso idilio con un conocido de ambos. No obstante, ciñéndose siempre a una moral imperante, Sherman reconocerá finalmente el valor de todo lo que posee, alejándose a paso vivo de una hermosa tentación que le observa entre divertida y desconcertada.

Mostrándonos a través de un maravilloso y clásico technicolor de colores vivos, brillantes y acaramelados, "La tentación vive arriba" es un brillante ejercicio psicológico de indudable vigencia y actualidad por parte de un inspiradísimo Billy Wilder, a la vez que una impecable y extrovertida comedia al servicio del mayor mito erótico del mejor Hollywood de todos los tiempos.

domingo, 17 de enero de 2010

"Águila Roja" regresa..., ¡y cómo!

"Águila Roja" fue la serie más vista de la televisión la pasada temporada. Las aventuras y desventuras de este misterioso enmascarado enmarcadas en un ficticio (¡y tan ficticio!) siglo XVII cautivaron a millones de espectadores. Ahora TVE ha regresado con su mejor apuesta para el nuevo año con el aliciente de una publicidad nula, con lo que es probable se potencie si cabe aún más el, al principio, impensable share que adquirió durante la primera temporada.

Estamos de acuerdo que "Águila Roja", hablando llanamente, "le da tres mil patadas a la Historia", pero los productores, cuando la idearon, imagino que ya tenían en mente un alejamiento total en este sentido en beneficio de la acción más pura, al tiempo de exponer los problemas mundanos de sus protagonistas con cierto aire actual, y por supuesto, incluir grandes dosis de humor, quizás una de las notas más destacables de la serie, y que recae casi en exclusiva en el personaje de Sátur, magistralmente intepretado por Javier Gutiérrez. Estos elementos, bien combinados, suelen ser sinónimo de éxito seguro, que es justamente lo que le ha pasado a "Águila Roja", la primera serie plenamente de aventuras que vemos en la tele pública desde... ¡Uuuffff! ¿Desde "La Máscara Negra", de mi admirado Sancho Gracia, puede ser? ¡Pues han pasado nada menos que veintiocho años, que se dice pronto!

David Janer interpreta con convicción al misterioso proscrito "Águila Roja", cuyo alter-ego, Gonzalo de Montalvo, es un humilde profesor de escuela constantemente preocupado por la seguridad de su hijo Alonso, sobre todo tras la trágica muerte de su esposa a manos de "El Comisario" (Francis Lorenzo) y sus intrigantes cómplices. En esta segunda temporada una gran disyuntiva se presenta en las vengativas intenciones del enmascarado justiciero, cuando descubre que "El Comisario" es nada menos que su hermano y que ambos están ligados a un velado pasado que llega hasta la mismísma realeza... Un rey que, al obviar por completo la serie toda rigurosidad histórica, desconocemos de quién se trata (aunque todo apunta a un hipotético Felipe IV, supongo yo). Paralelamente, Gonzalo sufrirá una notable pérdida personal, cuyos intencionados secretos nunca desvelados provocarán que aumenten las ansias de conocer su verdadero origen.
Las espectaculares secuencias de acción, empleando con suma eficacia el efecto de la ralentización tan de moda actualmente, y que acentúa la espectacularidad de las luchas, son sin duda una de las grandes bazas que maneja "Águila Roja" en su segunda temporada, a la vez que conoceremos nuevos personajes que supondrán más de un quebradero de cabeza al enmascarado, como el insidioso cardenal Mendoza (José Ángel Ejido), una suerte de cardenal Richelieu a la española con altísimas pretensiones. El erotismo suave también juega un papel primordial en estos nuevos episodios bajo la figura de la siempre confabuladora marquesa Lucrecia (Myriam Gallego), que no ha olvidado a Gonzalo, aunque el sincero interés que le profesa "El Comisario" hará vacilar sus sólidos sentimientos.

Otros personajes parecen decir adiós en esta nueva andadura, como Inés, interpretada por Érika Sanz... Posiblemente la escasa trascendencia del personaje haya provocado su marcha, aunque es pronto para afirmar tal cosa, sobre todo si tenemos en cuenta que comparte un misterioso secreto con el mismísimo Mendoza.


"Águila Roja" comienza en esta segunda temporada con multitud de interrogantes: ¿Se casarán Margarita, la cuñada de Gonzalo, con Juan, el noble deseoso de disimular su linaje? ¿Matará finalmente "Águila Roja" a su mayor enemigo, que es al mismo tiempo su propio hermano? ¿Descubrirá Alonso la verdadera personalidad de su padre? Muchas preguntas... Habrá que seguir viendo esta cuidada oferta de ficción nacional, una de las mejores para ver en la actualidad, con el fin de conocer las respuestas... O no.

sábado, 16 de enero de 2010

Cabeceras, o el generoso regalo de dos amigos

Desde ayer este blog tiene cabecera, como habréis podido comprobar los que lleváis aquí entrando desde hace un tiempo. Yo, desde prácticamente que abrí este blog, he intentado implantar una que me convenciera, pero no había manera; nada quedaba como yo quería. Además, la ilustración que me agradaba, que es justamente la que adorna este blog, no sabía cómo manipularla para que me quedara a mi gusto, así que pedí ayuda en el foro del Capitán Trueno, un lugar lleno de gente preparada, generosa, amable y válida que siempre está dispuesta a echar una mano.

Primero fue Paco Nájera, fantástico artista y excelente persona, el que tan cortésmente me envió la imagen que encabeza ahora este mío-vuestro rincón, es decir, ésta:



Y después, Elías Bravo, maestro supremo del Corel, al que he "dado la vara" todo lo que he querido y más, mostrándose en todo momento paciente y colaborador, me mandó nada menos que ¡cuatro muestras!, modificándome al final una quinta siguiendo unas breves instrucciones mías, y que es ésta que os enseño aquí:



Mi intención es la de compaginar ambas cabeceras; ahora mismo engalana el blog la regalada por Paco, y así permanecerá hasta el 31 de enero. El 1 de febrero, será la de Elías la que tome el relevo hasta finales de ese mes, y así sucesivamente. De verdad, supone para mí una gran satisfacción tener amigos así. Le ayudan a uno a motivarse aún más si cabe para seguir aquí escribiendo tonterías.

A los dos, de verdad, infinitas gracias por ayudar a este torpe bloguero a que su humilde sitio goce de un encabezado más que digno, y deciros, aunque suene a tópico, que podéis contar conmigo en todo lo que me sea posible... En serio. Para eso están los amigos, como vosotros dos mismos me habéis demostrado.

viernes, 15 de enero de 2010

Más (vagos) recuerdos: Kid Tejano

Es realmente curioso cómo funciona la memoria cuando se trata de analizar tu propio pasado... El tebeo que hoy tratamos puede que, a pesar de no recordar nada de su contenido, sea el primer incitador de mi sempiterna afición al "western", ya sea escrito, en cine, televisión o en cómic, como el susodicho caso, y digo (y me reafirmo, como ya expuse en un "post" anterior) que es curioso cómo reacciona la mente a los recuerdos infantiles, porque, aunque no me quede reminiscencia alguna de las aventuras de este personaje, en cambio recordamos perfectamente el nombre y una portada muy concreta de su colección, que, investigando por Internet, he descubierto que se trataba de la del número 10. Justamente ésta de aquí arriba.
"Kid Tejano" también fue una colección de la Editorial Valenciana, la misma que la de "Las nuevas aventuras del Guerrero del Antifaz", y contemporánea de ésta, ya que se publicó en 1979 e igualmente con periodicidad semanal. Sin embargo, al contrario de lo que nos sucedió con el Guerrero, Kid Tejano no contó con el mismo seguimiento que le prodigamos al primero, y quedó como "un tebeo más" de aquéllos de los que, tanto de los que nos acordamos como de los que no, tuvimos opción de comprar. En realidad, no creo que comprara más que este número 10, porque si mi interés se hubiera expandido en más números, creo que recordaría al menos las portadas de esos teóricos tebeos adquiridos, y no es el caso.

Gracias, una vez más, a Internet, descubrimos detalles realmente curiosos de esta colección que el tiempo se ha encargado de conservar someramente en nuestra cabeza; así, ahora sabemos que este título parece ser una reedición de una serie ya aparecida en 1961 en formato apaisado, y que en esta revisada versión se colorearon los interiores y se le dio un formato vertical, remontando lógicamente la edición original. Por otra parte, los guiones corrieron a cargo de Federico Amorós, pero... ¿quién o quiénes eran los dibujantes? ¿Algún amigo que visita este blog lo sabe? Y en cuanto a los personajes, ¿quién era Kid Tejano? ¿Y sus amigos? ¿Cuáles eran sus nombres? Porque revisando las portadas de la colección, está claro que los hubo, y del sexo opuesto además... Me gustaría mucho conocer estos detalles de un tebeo que, a pesar de su insignificante protagonismo en mis más tempranos años, ha permanecido vivo en nuestra memoria, resistiéndose a ser olvidado por completo, y para ello ha resguardado los dos datos quizá más importantes con el fin de ser recordado.
Esto puede significar básicamente una cosa: que algo tuvo que tener este único tebeo para que quedara irremediablemente impreso en nuestra retina... Me gustaría saber qué.

jueves, 14 de enero de 2010

Tartessos de oferta

El amigo y compañero de foro en la lista de correo del Capitán Trueno, Paco Nájera, ha puesto su colección de 4 tomos de "Tartessos" a la venta con atractivas promociones... ¿Interesados? Pues pinchad aquí y descubridlo.

También podéis visitar el blog de Paco aquí mismo y en la lista de blogs de éste vuestro sitio.

miércoles, 13 de enero de 2010

Star Trek, Countdown

"Star Trek, Countdown" supone un experimento muy singular. Tal como ocurrió con "Superman returns: the prequels", en donde se nos contaban cuatro historias independientes pero asímismo ligadas con el film que supuso el regreso del Hombre de Acero a la pantalla grande, y acaecidas con anterioridad al desarrollo de éste, STC nos muestra la antesala de la última aventura que se nos ha narrado en la última producción cinematográfica, la once ya, dedicada a tan longeva franquicia de ciencia-ficción, y llamada en esta ocasión "Star Trek" a secas.
El título es del todo intencionado, ya que el film es la ambiciosa tentativa de llevar el extenso universo que creó Gene Roddenberry a sus mismos principios, en esta ocasión bajo la batuta de J.J. Abrams, exitoso productor y director, creador de series de tanto calado popular como "Alias" o la sin par "Lost".
En este "post" no analizaremos la cinta (algo que reservaremos para más adelante) y nos centraremos en el cómic que ha sido definido como "la precuela oficial de la película", donde conoceremos a Nero, un minero romulano que está decidido a salvar su planeta de la destrucción final, amenazado por una supernova de capacidad demoledora incalculable. El senado romulano hace caso omiso de sus advertencias, pero no así cierto embajador que, como él, se ha dado cuenta de la magnitud del desastre. Spock, el vulcano más famoso de todos, pondrá todo su empeño en evitar que Rómulo acabe siendo arrasada por el fenómeno cósmico, y se aliará con Nero en conseguir un determinado mineral, el decalitio, que, procesado de manera adecuada, podría crear un agujero negro artificial en la supernova que succionaría ésta, haciendo desaparecer el potencial peligro para el belicoso planeta. Para ello, no obstante, no estarán solos; la nave insignia de la Federación, el Enterprise, ahora con un nuevo capitán, les ayudará en su arriesgada misión, una misión que les conducirá a Vulcano, donde el embajador de la Federación, un viejo conocido de los aficionados a la serie, manifestará su clara voluntad de ayudar igualmente en tan difícil cometido. Sin embargo, en el planeta natal de Spock, las cosas no resultan como planean los jugadores de tan peligroso juego...

"Star Trek, Countdown" es una competente historia de ciencia-ficción y aventuras enmarcada eficientemente dentro del conocido universo mediático. Está llevada con suma habilidad y bajo un estilo y ritmos muy cinematográficos que gustarán al aficionado exclusivo a Star Trek en este campo o en el televisivo. Se lee con agrado y no defrauda, dado que maneja con pericia los elementos y personajes que tanto han cautivado a los espectadores durante tanto tiempo. El guión de Mike Johnson y Tim Jones se transfigura en el punto de inflexión adecuado para pasar a través de dicho umbral a un nuevo comienzo de toda una leyenda de la ciencia-ficción mundial, dejando atrás un considerable y ya clásico legado construido en multitud de ámbitos de toda condición. El arte de David Messina, sumamente realista, acentúa aún más la ligazón que existe entre este cómic y la vertiente audiovisual, satisfaciendo al "trekkie" más exigente.

En suma, un notable producto de "Star Trek", bien concebido y mejor realizado, que ayuda a conocer de primera mano el "verdadero" comienzo de una saga renacida y a la que, bien llevada, se le pueden augurar nuevos triunfos, como ya ha ocurrido con este nuevo-viejo primer episodio.

Esperando, esperando...

...a que se cumpla un viejo sueño de todos los aficionados al Capitán Trueno: ver a este magnífico héroe en la pantalla grande. Tras el fiasco que supuso el proyecto que encabezó Juanma Bajo Ulloa en 1998, ahora parece ser que la intenciones se presentan algo más halagüeñas (crucemos los dedos...). Maltés Producciones se hace cargo de un, en principio, ambicioso film cuya finalidad era estrenarlo para el verano del año pasado. Evidentemente, no ha sido así, pero en contra de lo que hubiera podido suponer el aficionado, la idea no ha quedado de nuevo congelada; el hecho de que actores de cierto renombre han confirmado su participación en la película, supone un innegable signo de que, de momento, el proyecto continúa adelante. Así, Elsa Pataky ha declarado oficialmente que será Sigrid; el joven Álex González, de moda actualmente gracias a la serie "La Señora", será el que preste su rostro al aguerrido héroe, en el que muchos han imaginado el de Viggo Mortensen (y yo el de Kevin Sorbo :DD... Ésta es una vieja historia que algún día explicaré), y en cuanto a Goliath, será Manuel Martínez, atleta español especializado en el lanzamiento de peso, quien nos tenga que convencer que es una excelente elección para el "Cascanueces".
Pau Vergara es el máximo responsable de un film que aún no tiene estreno concreto (y ni siquiera aún preproducción, por lo que se ve). Es más que evidente que se está tratando de conseguir capital para financiar una película que necesita de un elevado presupuesto si se quiere que funcione en la pantalla grande (Canal+ y TVE constan como participantes) y, algo imprescindible, una distribuición internacional (de la cual se insinua que se encargaría la mismísima Disney).
Es por ello que el teaser que se realizó como presentación de esta nueva intención para llevar a Trueno al cine sea en inglés y con notorias influencias de grandes superproducciones americanas que cualquiera puede identificar... Quizás ya quede algo desfasado (atención al anuncio final), pero lo cierto es que es atractivo, y por eso aquí lo incluyo, deseando que no quede en una mera curiosidad y se convierta en una tangible realidad.

martes, 12 de enero de 2010

Clayton Moore, always

Clayton Moore fue el actor que inmortalizó en los primeros años de una aún balbuceante televisión a un personaje que es sin duda uno de los iconos más populares del imaginario norteamericano: El Llanero Solitario (The Lone Ranger).

El Llanero Solitario es la historia de un ranger de Texas, John Reid, el único de un grupo de seis agentes que sobrevive a una emboscada perpetrada por unos bandidos. Reid es encontrado por Toro (Tonto en el original, de ahí la adecuada modificación al castellano del nombre), un indio Pottawattomie que fue amigo de la infancia de Reid. Gracias a las curas prodigadas por Toro, el ranger sana por completo, y es cuando le confiesa a su amigo indio que, tras reflexionar durante su duro proceso de curación, ha decidido encauzar una nueva vida dedicada a proteger al inocente y combatir contra todo tipo de delincuencia en el aún Salvaje Oeste. Para ello entierra por completo su vida anterior, en el sentido literal del término, ya que, junto a las tumbas de sus cinco compañeros muertos, clava una sexta cruz, la suya. A partir de ese momento, cubrirá permanentemente su rostro por una máscara negra, hecha con el chaleco de su hermano fallecido, que cabalgaba junto a él; Toro será ya el único que pueda ver el auténtico rostro de un hombre que no conservará nada de su pasado, ni siquiera su verdadero nombre. A partir de ese momento sólo será conocido como El Llanero Solitario, un misterioso enmascarado que utilizará balas de plata únicamente para herir, no para matar, y que a lomos de su fiel caballo blanco Silver y bajo la compañía inseparable de Toro (que siempre se referirá al Llanero como Kemo Sabe (fiel amigo)), forjará toda una leyenda en el Oeste americano.

La serie de televisión se inició en 1949 y permaneció hasta 1957, con un total de 221 episodios de media hora de duración distribuidos a lo largo de cinco temporadas, siendo ésta última en color. El Llanero, además, protagonizó dos películas para el cine: "The Lone Ranger" (1956) y "The Lone Ranger and the Lost City of Gold" (1957), ambas con Clayton Moore en el papel principal.
Clayton Moore fue elegido para el papel tras su destacado trabajo en el serial (conjunto de pequeños episodios que precedían a las películas en el cine, duraban cada uno quince minutos y se continuaban tras dejar en suspense al espectador) para la Republic Ghost of Zorro, que mantenía características del legendario personaje hispano creado por Johnston McCulley. El productor de The Lone Ranger, George Trendle, se fijó en Moore y le invitó a protagonizar el show. Moore aceptó de inmediato y la leyenda comenzó.

Sin embargo, esta leyenda quedó ennegrecida en sus inicios cuando Moore fue sustituido en la tercera temporada por John Hart. Los productores argumentaron que Moore solicitó un aumento de sueldo, y por ello fue despedido. El actor siempre negó dichas pretensiones, alegando más bien que a Trendle no le gustaba la interpretación que él hacía del Llanero. John Hart, a pesar de ser un buen actor, no gozó del favor del público. La simbiosis que Moore había creado con Jay Silverheels, el actor que interpretaba a Toro, quedó por completo eclipsada con el cambio de protagonista. Al final del quinto año del show, en 1954, Trendle vendió sus derechos del mismo a Jack Wrather. Éste de inmediato restauró a Clayton Moore en el papel principal, y la serie continuó con otros 52 episodios.

La serie concluyó en 1957, pero no así la relación de Clayton Moore con el Llanero Solitario.
A pesar de contar con otras ofertas tras la finalización de la exitosa serie, Moore prefirió seguir vistiendo el uniforme y la máscara del Llanero, empezando así una longeva trayectoria de apariciones públicas en anuncios de televisión, promociones, visitas a niños enfermos a hospitales, shows... En todo momento manifestando los valores que tan famoso habían hecho al personaje como suyos propios, y que quedan compilados en "The Lone Ranger Creed" (el credo del Llanero Solitario), obra de Fran Striker, co-creador del héroe junto a Trendle.

En 1981, con el estreno de "The Legend of The Lone Ranger", la Wrather Corporation, dueña de los derechos del personaje, prohibió a Moore que asistiese a cualquier acto caracterizado como el Llanero. Éste optó por cambiar su máscara por unas gafas de sol, pero no dejó sus intervenciones. La película (comentada someramente por mí en un post anterior) fue un rotundo fracaso, y Wrather devolvió, tras previo juicio, a Moore su máscara, como si pretendiera así resarcir la negra broma que le jugó el destino al intentar obviar en su film (en el que sí aparece John Hart, por cierto) al hombre que tanto había hecho por el personaje.

La trascendencia que logró forjar Moore al ligarse íntimamente a tan legendario héroe de radio, novela y televisión le fue reconocida en 1987 cuando, en una brillante estrella de mármol, quedaron inmortalizados para siempre su nombre junto al de su personaje en el Hollywood Walk of Fame. Es el único caso en tan famoso paseo en que un actor figura con el personaje de ficción que tan magistralmente interpretó.

La muerte sorprendió a Moore antes del comienzo del nuevo milenio, el 28 de diciembre de 1999 tras sufrir un ataque al corazón. Vivía cerca de Calabasas, en California, y fue enterrado en el Forest Lawn Memorial Park de Glendale. Con su muerte se marchaba una leyenda de la televisión que dedicó toda su vida a propagar un ideal de nobleza y buenos sentimientos bajo la forma de un héroe enmascarado del Oeste. Para los aficionados al Llanero, Clayton Moore siempre será EL Llanero Solitario, y ningún próximo proyecto de superproducción hollywoodense -como parece que está realizándose en estos momentos- conseguirá hacer olvidar a Clayton Moore a aquéllos que, alrededor de Estados Unidos y del mundo han crecido o bien conocido con posterioridad (como es mi caso) a tan extraordinario actor. Moore ha sido uno de los escasísimos ejemplos en que, con su generosa labor, ha hecho trascender a un a priori simple personaje televisivo en un modelo a seguir. Los aficionados al Llanero le debemos mucho, y por eso hemos de recordarle siempre.

Para finalizar este pequeño y personal homenaje a la figura de Moore, os dejo con el instante en que le concedieron su estrella en el Walk of Fame de Hollywood, un especial momento en el que, los que seguimos con fervor al personaje, no podemos evitar sentirnos algo emocionados... Seguro que todos aquéllos que seguís a un determinado héroe sobre todos los demás que os han cautivado a lo largo del tiempo, entendéis perfectamente una cosa así, ¿verdad?


domingo, 10 de enero de 2010

¡Qué tiempos! Las nuevas aventuras del Guerrero del Antifaz

El hecho de haber conocido desde hace poco al amigo y compañero bloguero "Corsario sin rostro" ha provocado el que rescatara de mi mente un episodio que, una vez analizado con el detenimiento posible que puede permitir la siempre frágil memoria después de tantos años transcurridos, goza increíblemente de una trascendencia que el tiempo se ha encargado de velar y que ahora, tras la positiva circunstancia que he mencionado, reconozco que la posee en toda su extensión: me estoy refiriendo a la primera vez que empecé a comprar de manera regular un tebeo de aventuras que se centrara en lo que podemos definir un héroe con todas las palabras, y éste no era otro que "Las nuevas aventuras del Guerrero del Antifaz".

Mi atracción por los personajes enmascarados viene de muy lejos, y el Guerrero es uno de los más representantivos ejemplos de esta primeriza atracción que se ha prolongado hasta hoy; desde muy pequeño he visitado los quioscos y librerías en busca de esos cuadernillos de brillantes colores y dibujos adictivos, y esa elección infantil por el Guerrero del Antifaz no responde a capricho alguno, ya que, inspirándome en la única preferencia que se pudo permitir (y no siempre) un niño de la posguerra para soñar y escapar de las penalidades que le rodeaban hacia un mundo frenético de espadas, amores imposibles y acción sin límites, con buenos atormentados y malos perversos, yo pretendí continuar con ese único legado tebeístico que me dejaba aquel niño, mi padre, bajo la forma de sus infantiles recuerdos y que me cautivaban sobremanera, con la sana intención de conocer aquel mítico personaje cuyo rostro protegía por una negra máscara (un básico y a la vez atrayente símbolo de todo el misterio que encierra), armado por una larga espada y una afilada daga, que no cejaba en su empeño de combatir contra todo enemigo del cristianismo y del país que con tanta devoción defendía.

Recuerdo que compraba "Las nuevas aventuras..." los domingos por la mañana en una pequeña librería que estaba algo lejos de casa (o al menos de chaval a mí me lo parecía). Dicho día de la semana mis padres y yo nos íbamos a pasar unas horas al campo, a respirar un poco de aire puro, y a unas tierras que no estaban ocupadas, como ahora, por inmensas moles de hormigón. La parada obligatoria antes de enfilar el camino que nos conducía a unas pocas horas de tranquilidad lejos de la ciudad era la librería en cuestión. Me bajaba del coche (un Simca 1000 amarillo), con mis 50 pts, que creo costaba aproximadamente un ejemplar del guerrero, y más feliz que unas pascuas, devoraba el tebeo correspondiente a aquella semana sobre un asiento trasero que no disponía de cinturón de seguridad, mientras mi padre, con el delgado y enorme volante en torno a sus firmes manos, nos llevaba a mi madre y a mí fuera de los límites de la capital.

No logro recordar en qué número empecé a adquirir "Las nuevas aventuras del Guerrero del Antifaz". Rebuscando información por Internet y curioseando algunas portadas, sobre todo las de la página del gran Mariano Bayona, he conseguido que mi memoria recupere algunos detalles, y así sé que el Guerrero, cuando yo lo leía, corría ciertas aventuras acompañado por una oriental, que ahora sé que se llamaba Li Chin (¿estaba enamorada del Guerrero? Es seguro...), y que pululaba por ahí un falso Guerrero del Antifaz que había logrado engañar a Ana María, la esposa del verdadero protagonista, a mantener relaciones con él... Si uno se pone a analizar dicha trama, hay que reconocer el cierto atrevimiento que Manuel Gago, su creador, dotó a los argumentos de un tebeo destinado eminentemente a un público juvenil y que, aun siendo ya de finales de los 70 y comienzos de los 80, no era habitual el tratar este tipo de cosas ni mucho menos en un tebeo de exclusiva procedencia hispana.

Dicho todo esto, es posible que empezara a leer el guerrero en sus nuevas aventuras hacia la mitad (o puede que antes) de una colección que se compuso de 110 números. Mi memoria falla por completo en todas aquellas historias, pero no curiosamente en la conclusión de la serie. La portada del último número, cuyo título no puede ser más doblemente significativo por lo expuesto a continuación, y que podéis ver aquí al lado, se ha mantenido fresca entre mis recuerdos con el paso del tiempo así como, a grandes rasgos, parte de su contenido: Adolfito, el hijo del guerrero, está prisionero de unos crueles musulmanes, que se ensañan sin piedad con él, lo que provoca la ira del guerrero, que asiste a la escena. Sin embargo, es incapaz de vencer a sus oponentes y cae prisionero, cargado de cadenas en una lúgubre mazmorra... Y así acaba dicha serie. El motivo de ello radicó en el fallecimiento de su autor, que dedicó gran parte de su vida a trabajar frenéticamente para satisfacer las ansias de unos ambiciosos patronos pero que al mismo tiempo, ese inhumano ritmo de trabajo, que puede fuera la causa de su muerte, llevó ilusión y sueños a muchos niños de diferentes generaciones. El número 11o, recuerdo, se completaba con un artículo dedicado a Gago, un gran creador de historietas que aún hoy no ha tenido el reconocimiento que sin duda merece.
Amigos como "Corsario sin rostro" y Mariano Bayona, entre otros, han creado sendos blogs y webs dedicadas al personaje, y ellos me remito... Yo, en este humilde "post", me he limitado a recuperar unos recuerdos que creía olvidados y que, gracias a enriquecedores encuentros en este fascinante mundo de Internet, he compartido someramente con vosotros.
Eso sí, una pregunta que siempre me hice, y que nunca logré descifrar (antes puede que ello estuviera justificado, pero ahora más que nada es por pereza :D) mientras leí al guerrero en aquellos inolvidables años fue ¿qué diantres significará "voto a bríos"?...

sábado, 9 de enero de 2010

Los superhéroes de los cómics desenmascarados

Excepcional documental producido por el History Channel de más de una hora y media de duración en el que se nos muestra el origen y evolución del que es quizás el subgénero del cómic más representativo de los Estados Unidos: los superhéroes. Asistiremos a los comienzos de Superman, Batman y Wonder Woman, los tres iconos de DC Comics, y a todos los que los siguieron; su participación activa en la II Guerra Mundial, su posterior decadencia y su insuflada revitalización, gracias a una renovada Marvel Comics (antes Atlas y Timely) que dotarán al género de nuevos elementos y un innovador estilo, gracias a la ingente labor de Stan Lee y Jack Kirby; las luchas que mantuvieron los héroes enmascarados, tanto sobre el papel y la imaginación, como en el mundo real, en el Senado norteamericano, en el que serán acusados a mediados de los cincuenta de mala influencia para los niños, también queda fielmente reflejado en este documentado reportaje; la introducción del Comics Code Authority, un instrumento censor, que permitirá la pervivencia del género, y al que con posterioridad afamados autores combatirán con historias comprometidas que narran temas "tabú" para la época, a la par que lucharán para dignificar y extender a otros públicos un medio que, desde sus inicios, había estado pensado exclusivamente para niños.
Con maestría, el documental expone cómo estos héroes y villanos eran (y son) un fiel reflejo de la sociedad norteamericana y mundial, mostrando en sus páginas temas que en su momento eran de candente actualidad: La Segunda Guerra Mundial, ya mencionado, la Guerra Fría, los años 60, plenos de revolución y rebeldía, hasta llegar al mismísimo presente. En todos estos años el cómic de superhéroes evoluciona hasta un grado de madurez creativa increíble, como demostrarán obras como "Watchmen" o "Dark Knight", aunque la especulación, la ambición coleccionista y otras circunstancias pondrán seriamente en peligro la industria, una industria que tiene que vivir ahora con la enorme competencia que suponen Internet y la tecnología audiovisual actual.

Sin duda, este documental supone todo un aliciente para el aficionado a dicho género, por su rigor, extensión y amenidad, y por ello lo recomiendo vivamente.


Para quien lo desee, aquí mismo puede descargárselo.

NOTA: el audio es español de América Latina, por lo que a los que sois aficionados procedentes de esta vieja Piel de Toro puede que os choquen ciertas expresiones y nombres que se le conceden por aquellas tierras hermanas a personajes mundialmente famosos, y que aquí conocemos de otra forma.

viernes, 8 de enero de 2010

La puerta del Pacífico, de Alberto Vázquez-Figueroa

Tras la positivísima impresión que me causó la lectura de "Tiempo de conquistadores", sin dudarlo la primera novela que me convence plenamente de Figueroa, decidí progresar mi aún imberbe seguimiento a este autor con "La puerta del Pacífico", una novela que hacía tiempo "ya había echado el ojo", dado que se desarrolla, como ocurría con "Fuerteventura", en un momento histórico muy atrayente para el que suscribe: la Segunda Guerra Mundial. Empero, al contrario de lo que sucedió con aquélla, "La puerta del Pacífico" es un relato que, sin llegar a agradarme tanto como lo hizo "Tiempo de conquistadores", al menos convence en líneas generales y su conclusión es, podemos decir condicionadamente, satisfactoria para el lector, que no se queda con la sensación de haber leído un relato "a medias", impresión ésta que causa indiscutiblemente "Fuerteventura".

Figueroa nos presenta la historia desde la perspectiva de los dos personajes principales, cada uno de los cuales se va alternando como protagonista absoluto en los capítulos que componen la obra. Figueroa, como viene siendo habitual, emplea un estilo directo, ameno y conciso, sin barroquismos ni detalladas y monótonas descripciones, utilizando la primera persona como instrumento esencial para narrar las vicisitudes de estos dos personajes que jamás llegan a conocerse pero que en cambio guardan entre ambos una estrechísima relación.


"La puerta del Pacífico" nos cuenta principalmente el desarrollo y ejecución de una audaz misión en un islote perdido del Caribe por parte de un seleccionado elenco de oficiales y soldados alemanes, con el fin de causar un daño considerable a una importante infraestructura de los aliados, y provocar así un golpe de efecto devastador en los ánimos de sus enemigos. Éstos se servirán de una joven dominicana como improvisado espía para averiguar las auténticas intenciones de los nazis. Ésta, a su vez, busca ciega venganza por la muerte de su amante, con la cual sospecha que algo han tenido que ver aquéllos... Éste es un recurso manejado por Figueroa de modo habitual, que ya tuve ocasión de ver tanto en "Sultana Roja" como en "Tiempo de conquistadores": la mujer sedienta de revancha por la muerte de su marido, amante o mentor. En esta ocasión, sin embargo, el autor ejecuta un giro radical, puesto que estas intenciones de desquite quedarán pronto relegadas al conocer dicha joven, cuyo nombre vela en todo momento, quiero pensar que intencionadamente, Figueroa, a una persona que la hará cambiar por completo toda la visión que hasta el momento había tenido sobre el amor y el sacrificio; el único obstáculo es que esa persona guarda una íntima relación con sus mismos enemigos.


Los sucesos son narrados de idéntica forma por sus protagonistas: desde un inmediato presente. Todos los datos y suma información que ambos proporcionan provocan evidentemente que no exista en el lector la necesaria adicción para seguir con la historia bajo un vivo interés, y éste tan sólo se centre en querer conocer las causas que dan lugar a una conclusión conocida de sobras desde tiempo atrás. Por otra parte, en multitud de ocasiones Figueroa divaga con sus personajes, lo cual disminuye considerablemente el ritmo; la historia se estanca, no da en definitiva para las páginas que se le conceden finalmente al libro y se mezclan en ella detalles superfluos que sólo aturden al que la lee. Ello da lugar a que, al final, el desenlace de todo el hecho principal en que gira el argumento de "La puerta del Pacífico" quede reducido a unos meros y pobres párrafos que provocan cierto desaliento en el lector, aunque al final la impresión principal, sin llegar a ser notable, queda en cierta satisfacción por otros elementos que, con precisa eficacia, maneja Figueroa: la amenidad, la soltura, el humor, cierto desparpajo y la interrelación entre los personajes.


"La puerta del Pacífico" no llega a ser brillante; adolece de ciertos defectos, pero es indudablemente un libro entretenido que permitirá pasar un buen rato al que lo lea, a pesar de que éste sabrá, tras algunas páginas, cuál va a ser más o menos su final aunque, evidentemente, no cómo será éste.

miércoles, 6 de enero de 2010

Para Reyes, toda una reina del soul rock: Anastacia

Anastacia es, sin lugar a dudas, mi cantante femenina favorita. Desde que en el año 2000 sorprendió a propios y a extraños en su debut con el álbum "Not that Kind" (cuando la escuché por vez primera, pensaba que era negra... ¡Vaya sorpresa me llevé cuando vi la portada de dicho álbum!), ha permanecido constantemente en mis preferencias musicales; su peculiar voz rasgada, quizás única en el panorama musical internacional, sumado a un estilo que baila entre el funk y el pop en sus primeros tiempos para luego derivar al soul o soul rock, le han concedido por méritos propios un lugar privilegiado entre los principales artistas norteamericanos de dicho género... No en vano es conocida como "The Blonde Black" (la rubia con voz de negra), y el apelativo se le puede aplicar con toda justicia.
No obstante, Anastacia Lynn Newkirk, que es como se llama realmente, no sólo ha demostrado en estos años ser una artista de primera línea. El cáncer de pecho que padeció en el 2003, que por suerte superó con rotundo éxito, le han convertido en toda una luchadora por la vida, en una auténtica superviviente, en una concienciada combatiente contra tan terrible enfermedad, para lo cual colaboró en la creación de la "Anastacia Fund", que se dedica a recaudar fondos por todo el mundo para potenciar las investigaciones del cáncer de mama sobre todo en las mujeres jóvenes.
Tras un retiro de dos años, Anastacia regresó en 2008 con un nuevo álbum, "Heavy Rotation", que, a pesar de contar con piezas de gran calidad, no contó con el éxito tan abrumador que obtuvieron los discos anteriores. Posiblemente el cambio de "look", a lo que habría que añadir una derivación, si no tan radical, sí significativa, de su peculiar estilo musical (de ahí el título del disco) y la mala promoción de este último trabajo, provocaron unas ventas muy bajas de un álbum que tendría que haber merecido mejor suerte.
¿Volverá Anastacia por su fueros, tras el fiasco de "Heavy Rotation"? Es posible. Hasta el momento, el éxito de una intensa gira británica durante 2009 parece que llevará a la cantante a intentar emular la misma a lo largo de varios paises de Europa... Espero que venga a España, para deleite de sus mayores "fans" de por aquí.
Y ahora, como regalo de reyes, como no podía ser de otro modo, os dejo un par de vídeos de la espectacular cantante. El primero es quizás mi favorito: "I'm outta love", cuyo single está incluido dentro de su primer álbum "Not that kind". El segundo supone toda una novedad, porque es lo último de Anastacia, de modo que así podréis comparar... ¡A disfrutarlos y felices Reyes!



sábado, 2 de enero de 2010

Solomon Kane: cine palomitero y encima, de calidad

Solomon Kane es una creación menor de Robert E. Howard para la revista pulp Weird Tales en 1928. Howard fue el malogrado escritor texano cuya portentosa imaginación dio lugar al mejor héroe de espada y brujería de todos los tiempos, Conan el Bárbaro. De su inagotable fertilidad literaria surgieron otros personajes como Red Sonja o Kull el Conquistador, que, como ocurre con el último caso que hoy tratamos, también han conocido adaptaciones al cine con más escasa fortuna que otra cosa, y que aquí no nos detendremos a analizar, porque los gustos de cada uno son muy, muy personales y por tanto, variadísimos (aunque Kull no estaba nada mal... :DD).
Solomon Kane corre sus aventuras en el siglo XVII. Es un héroe solitario, taciturno, afín al puritanismo, corriente religiosa protestante, y su único propósito en la cruenta vida que le ha tocado es la de combatir contra todo tipo de mal, de corte mágico y sobrenatural ante todo, allá dónde se encuentre, de modo que, como muchos héroes clásicos (incluidos los del propio Howard), es asímismo un errante incansable. Como igualmente ha sucedido con las creaciones más famosas del escritor de Texas, Solomon Kane ha conocido adaptaciones al cómic, la más reciente de ellas a través de la editorial Dark Horse en 2008. En España, los relatos de Solomon Kane han sido publicados por la editorial Valdemar (Valdemar Gótica) en un cuidado y único volumen.
Un personaje a priori tan atractivo, alejado en cierta manera de los arquetipos bárbaros y musculosos más conocidos de su autor, no podía quedar desapercibido para el cine, y ha sido ahora cuando ha tenido finalmente su oportunidad.
"Solomon Kane", el film, es una muy notable película de aventuras. Como siempre suele pasar cuando se adaptan héroes literarios o de cómic al cine, en su traspaso al celuloide se cambian cosas o se cuentan otras que el creador jamás tuvo en cuenta y claro, esto mismo sucede con el héroe de Howard; en esta película asistiremos a los propios orígenes de Kane: cómo el menosprecio por parte de su padre primero, y un desgraciado y posterior accidente, lo convertirán en un atormentado soldado de fortuna de ilimitada ambición y nulos escrúpulos, cuya negra y vil alma no es otra cosa que un plato verdaderamente apetitoso para el mismo Satanás.
Solomon Kane, no obstante, no se lo pondrá nada fácil. Consciente de verse en el punto de mira del diablo, pondrá todo su empeño en la búsqueda constante de la redención, pero esta redención ha de ganársela enfrentándose a poderosos desafíos, no escondido tras los muros de un monasterio inglés. Kane no desea luchar más. Su única intención es la ganarse el cielo bajo una vida en paz, pero también sabe que existen elementos que no permitirán que lleve a cabo algo tan aparentemente simple.
Con una cuidadísima ambientación, exhibiendo una fotografía que plasma al mismo tiempo belleza y pesimismo, Michael J. Basset, su director, nos invita a visitar una Inglaterra sombría, lúgubre, dominada por un permanente invierno y presa de poderes sobrenaturales a los que nadie parece ser capaz de enfrentarse. James Purefoy, el actor que encarna a Solomon Kane, me ha sorprendido gratamente; hasta este mismo momento, desconocía por completo su trayectoria. Se muestra muy convicente en su papel: su Solomon Kane es duro, pero penetrable a los sentimientos. Posee curiosamente cierto aire a lo Hugh Jackman en "Van Helsing"... Quizás no en vano una película se inspira de un modo directo o indirecto en la otra, en la atmósfera, en el estilo, el vestuario..., pero aunque "Solomon Kane" bebe inevitablemente de notorias influencias cinematográficas (como igualmente "El Señor de los Anillos") es una película con personalidad propia, que quizás no ha contado con el presupuesto de los dos ejemplos mencionados y en cambio, es capaz de proporcionar al espectador un producto entretenido y digno, suficiente para satisfacer a aquél que ha acudido al cine por el simple y respetable deseo de pasar un rato entretenido y al que aspira, quizás de modo infructuoso, a ver una película de aventuras "como las de antes", cuyos actores no se dejen amilanar por los inevitables efectos especiales. En "Solomon Kane" esto no sucede. Además de la magia digital, espectacular en ciertos momentos, y las frenéticas secuencias de acción, la película maneja con habilidad esas bazas comentadas: su excelente fotografía, su cuidada ambientación y unos actores, que aunque desconocidos para el gran público, saben adaptarse con suma eficiencia y convincentemente a un producto de las características de "Solomon Kane".

Para que, aunque sea minímamente, podáis juzgar mi más que subjetiva valoración de la peli (está claro que me ha encantado, ¿no? :DD), os dejo el tráiler en español. Yo la recomiendo. Quizás otros no; sus críticas posiblemente se basen en que "Solomon Kane" padece un ritmo supuestamente irregular que roza en según qué momentos el aburrimiento, como he tenido ocasión de leer en algún sitio... Yo no lo he visto así y he disfrutado como un enano con ella, y deseo que quién lea este post y tenga ocasión de verla, experimente lo mismo.

Los Guerreros Secretos, una cole que promete

Empezamos el año con la sana intención -entre otras, de las cuales muchas quedarán incumplidas, como no puede ser de otro modo- de volver a disfrutar plenamente de los cómics de superhéroes, sean Marvel, DC o cualquier otra editorial que me ofrezca un producto de dicho género que me convenza plenamente. El año pasado ya di el primer paso en este sentido con "Los Vengadores Oscuros", cuyo primer número (a la espera de lectura están los dos siguientes aparecidos hasta el momento), me gustó bastante. El caso es que desde hace tiempo deseaba seguir una colección regular (o varias, pero no muchas :D) de grapa con las que divertirme plenamente mes a mes, amén de leer de vez en cuando obras completas como las que aquí ya he tenido ocasión de comentar. El primer paso, como ya digo, lo dieron "Los Vengadores Oscuros", y ahora le ha tocado el turno a "Guerreros Secretos".
"Guerreros Secretos" es otra colección Marvel surgida a raíz de los acontecimientos del último evento de la famosa editorial hasta el momento, "Invasión Secreta", en la que la raza extraterrestre skrull pensaba invadir nuestro planeta haciendo uso de siniestras y ocultas maquinaciones gracias a su habilidad para metamorfosearse y pasar así desapercibidos. Como es lógico, fueron derrotados, pero esa victoria ha derivado en costosas consecuencias: SHIELD, la organización mundial (o sea, americana :D) militar y contraespionaje, e Industrias Stark, propiedad del que es realmente Iron Man, han quedado seriamente en evidencia, de modo que el Gobierno ha puesto al mando de ellas a Norman Osborn, el líder precisamente de Los Vengadores Oscuros, cuyas intenciones no son tan benignas como pretende aparentar.

El que era líder de SHIELD, el incombustible Nick Furia, que se hallaba en la clandestinidad, ha regresado, y sabedor de que el mundo que le rodea carece por completo del idealismo que había aprendido del mismísimo Capitán América, ha organizado un grupo de superhumanos, los guerreros secretos, con la intención de marcar las diferencias. Dicho grupo son unos completos desconocidos. Nadie en el mundo sabe nada de ellos, y eso supondrá una notable ventaja para llevar a cabo sus propósitos, y ahora más que nunca, cuando Furia descubra que toda la vida en la que había creído se ha fundamentado en la más pura mentira.

Con una línea más cercana a la pura acción, al thriller o a las películas de espionaje que a las aventuras puras y duras de superhéroes, Brian Michael Bendis (verdadera "cabeza visible" de la Marvel actual, donde hace gala de una proliferación aparentemente inagotable) y Jonathan Hickman a los guiones, más Stefano Caselli, todo un agradable descubrimiento por parte de Marvel en el campo artístico, el cómic "Guerreros Secretos" apunta alto y con miras ambiciosas, construyendo a priori una atrayente línea argumental que confíemos mantenga el mismo nivel en los números posteriores.

Este primer ejemplar goza de un interesante epílogo: permite al lector conocer de primera mano una valiosa fuente de información extraída por el mismísmo Furia de la supuestamente segura base de datos de una instalación de SHIELD. Por supuesto, nada que pretenda ocultar el nuevo organismo en que se ha convertido la agencia que lideró el veterano héroe (ahora llamada HAMMER) está a salvo del que precisamente ayudó a crearla.

"Guerreros Secretos" es un cómic dinámico, entretenido y cumple plenamente. Es, en definitiva, un buena opción para aquello que yo deseaba: seguir un cómic de manera regular cada mes... Ahora lo importante es que no defraude.

viernes, 1 de enero de 2010

Coleccionable de El Jabato... ¡La tentación viene del quiosco!

Dados los supuestamente buenos resultados de venta que ha tenido el coleccionable dedicado al Capitán Trueno, lanzado hace exactamente un año por Planeta DeAgostini (en colaboración con Ediciones "B", que mantiene la titularidad de los personajes), ahora aquélla pretende repetir el éxito con otro clásico personaje nacido en 1959 bajo los auspicios de la por entonces todopoderosa Editorial Bruguera y creado igualmente por el padre literario de Trueno, Víctor Mora.
"El Jabato" es un personaje que, como ocurría con el Capitán Trueno, mantiene el mismo esquema y características que éste, con la diferencia que, en el caso del primero, sus andanzas transcurren en la Iberia dominada por el Imperio Romano. No obstante, y tal como sucedía con el héroe medieval, pronto "El Jabato" abandonará su tierra natal para correr aventuras por todo el orbe en compañía de sus inseparables amigos Taurus, noble de corazón y de fuerza asombrosa, Fideo de Mileto, poetastro que, con su inseparable lira, es capaz de componer insoportables e interminables sonetos, y cómo no, su amada Claudia, noble romana que, aunque en principio desprecia la arrogancia del Jabato, pronto terminará enamorándose del bravo y generoso guerrero "a la fuerza", dado que El Jabato, al principio de su historia, es un humilde campesino, pero su indómita naturaleza, que le lleva pronto a levantarse contra la tiranía romana, provocará que acabe como esclavo y gladiador en la mismísma Roma.
Víctor Mora, como nos acostumbró con las aventuras de Trueno, construye para El Jabato un bello y misceláneo universo lleno de acción, aventuras extraordinarias y peligros sin cuento, tal como rezaba la publicidad de la época, y todo eso, para quien lo desee, lo reencontrará en el nuevo coleccionable dedicado al clásico héroe de tebeo.
Planeta deAgostini recupera la edición de una colección que, por enésima vez, ha visto la luz en nuestro país: Jabato Color, que desde 1969 y de manera irregular, con el paso de los años ha hecho disfrutar a niños y adultos de todas las edades, a pesar de sus evidentes defectos de color, rotulación y, por supuesto, la manifiesta e intencionada censura por parte de las autoridades "bienpensantes" de la época de las planchas originales, publicadas años atrás en la colección facsímil.
Mi primer encuentro con "El Jabato" data de 1983 aproximadamente, cuando Bruguera lanzó las primeras historias (de nuevo "Jabato Color") en el denominado "formato Olé", es decir, tal como se publicaban las historias de Mortadelo y Filemón. Con posterioridad, y gracias a la absorción de la ya fenecida editorial por parte de Ediciones "B", de nuevo ésta puso al personaje en el mercado con la llamada "Edición Histórica" en 1987, y aquí empezó mi especial andadura con el héroe íbero, una colección que, aunque guardo un buen recuerdo de la misma (y todos los ejemplares encuadernados) no terminé, como tampoco terminé la reedición de los facsímiles originales que la misma editorial publicó años más tarde.
Ahora, con el coleccionable de Planeta, se me presenta una nueva oportunidad para tener completas las aventuras del Jabato,... ¿La aprovecharé?
Lo cierto es que es muy tentador: la colección está excelentemente presentada y, al contrario de lo que sucedía con la de Trueno, encabezada por portadas de montajes horrorosos, respetan las portadas que el genial Antonio Bernal realizó para la colección original, lo que potencia aún más el atractivo de una obra que, insisto, se presenta retocada y manipulada, pero, como ya se ha demostrado en más de una ocasión, los coleccionistas y lectores de cómics de este país ya estamos acostumbrados a despropósitos semejantes, y nuestro amor por los personajes, por suerte para la editorial de turno que pretende vendernos el adulterado producto, es superior a las críticas que podamos hacer por estos errores... Sí, nos quejamos mucho en según qué casos, es verdad, pero la editorial sabe de sobras que acabaremos tragando si queremos hacer la colección en cuestión, y eso es precisamente lo que nos pasará a muchos con este coleccionable del Jabato.
Yo, de momento, adquiriré la primera entrega, como suelen hacer muchos. Después..., no lo sé, de verdad. A lo mejor le doy una oportunidad y me planteo de una vez tener una cole completa del Jabato, o por el contrario, me lo pienso mejor y me guardo "las perras", como dice mi madre, para otra cosa... Ya lo descubriremos a partir del 4 de enero, fecha de lanzamiento del coleccionable.

Aquí dejo el enlace de la editorial por si queréis conocer de primera mano información sobre el mismo:

http://www.planetadeagostini.es/coleccionable/el-jabato.htmllanetadeagostini.es/coleccionable/el-jabato.html


Yo, sinceramente, y a pesar de los fallos comentados (algo que, por otra parte, lleva arrastrando la serie desde finales de los sesenta), recomiendo que, al menos los primeros números, los compréis aquéllos que han oído hablar toda su vida de tan clásico héroe pero que nunca han tenido ocasión de leer nada del mismo; descubriréis así una mínima parte de la historia del tebeo español en su época dorada, un momento mágico y maravilloso que nunca volverá a repetirse.
Related Posts with Thumbnails